Alta Costura

Posted in Gala, Moda by
alta-costura

La diseñadora María Moschiano forma parte de ese conjunto de profesionales venezolanos que siempre están a la vanguardia, ella es un ente multiplicador de la moda, y a diario lo evidencia a través de su cuenta de twitter: @Moschianomoda.
Para la artífice de la marca María Moschiano Couture, difundir consejos y tips del buen vestir en tweets de 140 caracteres es vital, por considerarlo un medio eficiente para comunicar. “Las redes sociales son muy importantes para el mensaje que quiero difundir, por eso hemos creado un canal donde la moda se hace participativa y didáctica. Gracias a esta herramienta las personas escriben sus comentarios e inquietudes y nosotros le damos los detalles de cómo estar siempre chic”, cuenta la también administradora.

“Si eres alta y te gusta lo exótico, puedes llevar maxi accesorios, te quedarán espectaculares”, “Si llevas alguna pieza estampada o a rayas, combínala con otra neutra, unicolor, no exageres”, rezan dos de los consejos escritos en la web 2.0. de esta “comunicadora de la tela y el hilo”, como ella misma se define.

Y es que precisamente lo que María Moschiano tiene en mente es bajar la moda de las pasarelas y de las frívolas vitrinas internacionales y acercarlas al individuo común.

Por esta razón, en su atelier, ubicado en la urbanización Bello Monte de Caracas, se consiguen piezas finamente confeccionadas, para mujeres cuyas medidas están lejos del clásico 90, 60,90 ideal para entrar en los conocidos concursos de belleza.

“Yo trabajo para un cliente real, a quienes les resalto sus bondades con cada diseño. Cuando quiero mostrar tendencias en una pasarela confecciono vestidos a otra escala, es allí donde utilizo a las modelos, a gente profesional que sabe exhibir las piezas tal cual como un maniquí. Pero el reto de un diseñador es trabajar con el cuerpo del cliente tal cual es, y que podamos crear lo mejor y más adecuado”, explica.

Del buen vestir Para demostrar que este lenguaje es universal, Moschiano siguió su intuición y creó el concepto: Estilo de Vida, Guía práctica de Moda, un compendio de consejos acerca de estilo, maquillaje, peinado y la conjugación de piezas claves que debe tener toda mujer.

El manual, además de ser una guía de consejos que el interesado puede obtener en Internet, se convirtió en un curso dictado por la diseñadora junto a un equipo de especialistas, bajo el nombre Estilo y Vida, a secas, el cual está dirigido al entrenamiento de la mujer y el hombre ejecutivo en el tema del buen vestir. Allí la diseñadora invita a “maletear el armario”, que es básicamente desechar lo que no volverá, e incluir lo que viene y lo clásico.

“Por medio de nuestra guía buscamos que las mujeres 4×4 se vean involucradas en la moda y la puedan utilizar (…) lo importante es el concepto y conocernos a nosotros mismos, dejar de verla como algo supremo, algo que nosotros no podemos tocar, que está simplemente en un magazine”, revela.

Esta emprendedora se inició en el mundo de la confección hace diez años cuando lanzó su primera colección de gala, pero desde niña ha estado ligada a los cortes y a la costura gracias a su familia. Su padre, Luigi Moschiano, de origen italiano, es un conocido sastre de Caracas; y su hermano, José Luis Moschiano, también diseñador, fue quien la introdujo en la formación estilista de lo que significa un vestido para cada cliente.

“Con José Luis aprendí que las cosas nacen del método, de la organización y la buena planificación de lo que quieras plasmar para que una clienta se sienta a gusto”, apunta. Y tal conocimiento, asegura, pone en práctica diariamente.

Sus trabajos los define bajo un concepto de vanguardismo, glamour y pureza de líneas. “Mis piezas poseen un toque clásico que manejo en las caídas y la fluidez de las texturas”.

Sus colecciones se diferencian de los demás diseñadores por los cortes, la confección y el cuidado que se le imprime a cada pieza. 100 % couture, 100 % hecho a mano. Utiliza fibras naturales como la seda, el organdí, los tules bordados, la ciberlina de seda, el raso francés, entre otras. Pero además, según sea el caso, conjuga materiales y bordados en cristales de swaroski.

Cada detalle confeccionado a mano ha llevado a María Moschiano a desfilar sus trajes por pasarelas internacionales como España, Polonia, Uruguay, Estados Unidos, Líbano e Italia y actualmente es catalogada como una de las mejores diseñadoras de Venezuela. Parte de las recomendaciones que esta creativa le hace a la mujer venezolana, es mantener siempre en el closet una serie de piezas para “lucir siempre bella, siempre chic”, tal como su slogan lo señala. Lo que no debe faltar:

Un traje negro de taller: pieza que puede ser utilizada de día o de noche, el cual se puede variar colocándole accesorios, calzado y cambiando el peinado. Recomienda que sea elaborado en gabardina y con el corte clásico de sastrería.

Un par de jeans: indispensables porque abarcan desde el estilo más casual, hippie o trendy. Se pueden combinar con blusas elaboradas con bordados en chiffones o tules.

Franela blanca o una blusa de camisería en el mismo color: preferiblemente elaborada en lino o 100% algodón que puedan combinarse con jeans o incluso, en el caso de la camisa, con el pantalón de taller negro.

Vestidos en tela de caída y falda vaporosa: este atuendo es para grandes ocasiones, pero también puede tener otro que les sirva para el día. En cuanto a la tela sugiere el chiffon de seda o las sedas crudas y puede ser, de acuerdo con su gusto y estilo, de falda 3/4 o larga. Lo ideal es que sea negro para la noche y los animal print o estampados para el día

Conjunto de lino o gasa en colores tierras, crudos o blanco: combinados de manera muy glamorosa con accesorios étnicos tales como el nácar, las semillas o los brazaletes en bronce hechos de manera artesanal.

La chaqueta ideal: Elaborada en cuero, jean o pana. Las texturas pueden variar, lo importante es que los cortes de la chaqueta definan la figura.

Shawl o Pashmina: Las formas pueden ser diferentes, desde el corte rectangular hasta el estilo poncho, en hilo o chiffon, para cubrirse al entrar a una recepción.

Zapatos: un par de sandalias de color y otras negras de tacón stiletto. Para los fines de semana o eventos más relajados recomienda las eternas cocuizas o zapatillas de tacón de cuña. Zapatos cerrados para ocasiones más formales.

Carteras o bolsos: recomienda los big size o bolsos grandes, en colores marrón y negro. Y tipo sobre para ocasiones más formales.

Los cinturones: todos los colores son válidos y dependerán del resto del atuendo. Es importante que resalte como un complemento de la vestimenta.

22 junio, 2016
/
Previous Post Next Post

Leave a Reply

You may also like